Archivo de la etiqueta: Negocios

En qué consiste el Marketing Online y por dónde empezar


¿Tienes una empresa pero no sabes en qué consiste ni cómo empezar una estrategia de Marketing Online? ¿Te gustaría saber todos los pasos que tienes que seguir para aprovechar los recursos que te brinda Internet? Qué no cunda el pánico, porque has llegado al lugar indicado para poner fin a todas tus dudas. El Marketing Online es una parte importante que debería contemplar toda estrategia de Marketing mix en una determinada empresa.

Si andas perdido y de momento todo te suena a chino, presta mucha atención porque te vamos a contar con todo lujo de detalles cómo debes empezar en el mundo del Marketing Online.

¿En qué consiste el Marketing Online?

Cuando se parte totalmente de cero, no es nada fácil vender a través de Internet, sobre todo si se desconocen las distintas estrategias de Marketing Online que se pueden llevar a cabo. Pero antes de nada, es importante entender en qué consiste realmente esto del Marketing Online.

Como se ha comentado antes, se trata de una parte integrante de la estrategia general de Marketing que toda empresa debería tener. Ahora bien, para que se pueda trazar una estrategia online, es fundamental que se realice un plan de Marketing Online donde se contemplen tanto los objetivos que se quiere conseguir como los medios que se van a utilizar para lograrlos.

Consejos antes de empezar tu estrategia Online

Una vez que entendido en qué consiste el Marketing Digital, hay que tener en cuenta una serie de consejos que resultarán de mucha utilidad si se parte totalmente de cero en este sector.

-Marcar los objetivos de la estrategia de Marketing Online: Es el primer pilar que toda estrategia de Marketing Digital debería llevar. Es importante que estos objetivos estén basados en la llamada regla SMART, es decir, que sean objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y bien definidos en el tiempo. Y es que estar, simplemente por estar en el mundo online, no nos lleva a buen puerto.

Lo que funcionar a los demás, no tiene por qué funcionarte a ti. Aunque el Marketing Online ofrezca diversas posibilidades para poder darse a conocer y conseguir más clientes, no todas ellas van a funcionar en cualquier negocio.

-Tener claro en qué se va a invertir: Por el simple hecho de tratarse de Internet no significa que no vaya a costar nada. Por lo tanto, lo que cueste poco dinero costará más tiempo y tendrá que elegirse en qué se prefiere invertir.

¿Qué debe contener tu estrategia de Marketing Online?

Para que una empresa o negocio tengan una imagen online completa, coherente, que destaque y, sobre todo que funcione, hay que seguir todos los pasos que se cuentan a continuación:

-¿En qué redes sociales  hay que estar? No por estar en todas las redes sociales se va a tener más presencia online, todo lo contrario. Por esta razón hay que plantearse estar sólo en aquellas en las que se encuentre un público objetivo y de esta forma poder conectar con él.

Una vez que ya se tenga claro, el siguiente paso no es obsesionarse con el número de fans y hacer autobombo de los productos, sino que hay que plantearse unos objetivos en cada una de ellas, realizar un calendario de contenidos y tener claro qué lenguaje se va a utilizar.

-Contar con un blog y potenciar el Marketing de contenidos: El blog de una empresa o negocio debe ser el centro de la estrategia de Marketing Online. Se trata de una herramienta online muy potente que no sólo puede ayudar a cumplir los objetivos, sino que da más visibilidad a la empresa, ayuda a transmitir confianza y facilita el posicionamiento del negocio en los distintos buscadores.

Eso sí, de nada sirve montar un blog si se va a publicar cualquier cosa que se le pase por la cabeza y cuando mejor le convenga. Hay que potenciar el Marketing de contenidos del blog, es decir, ofrecer contenidos originales que conecten y sean de interés para la audiencia. También es fundamental ser constante a la hora de publicar y no hacer autobombo comercial de los productos, sino que se debe ofrecer contenidos de valor que entretengan, formen y que inspiren a los lectores.

-Trabajar el SEO de la web para posicionarse en los buscadores: El SEO es un conjunto de acciones, que si se realizan bien, pueden ayudar para contar en los buscadores como Google, a escalar posiciones y, por ende, a conseguir más visitas al sitio web.

Por lo tanto, se debe realizar un estudio de palabras clave para el negocio, potenciar el SEO Onpage del sitio web y finalmente trabajar el SEO Offpage, es decir, conseguir que otras webs que tengan una temática relacionada con el negocio enlacen la web del negocio.

-Incluir el Email Marketing en el plan de Marketing Online: Además de ser una herramienta muy eficaz, es un canal muy directo que permite llegar a las personas que son más afines a la empresa o marca. Pero como ocurre con todo, si no se cuida y se trabaja bien, los emails pueden acabar en la papelera o en la bandeja de spam de los contactos.

¿Cómo se puede evitar esto? Ante todo se debe poner en el lugar de los contactos y no pretender venderles en todo momento, ya que el contenido puramente comercial no llama la atención y termina por aburrir. Procurar segmentar las listas de contactos, cuidar el copywriting y la redacción, ofrecer ventajas y descuentos y, sobre todo, aportar contenido de interés y valor para los usuarios en los newsletters.

-Atraer a tus potenciales clientes a través del copywriting: El copywriting o el arte de persuadir a través de las palabras, será el mejor aliado a la hora de seducir a los usuarios que entran en el sitio web o tienda online.

Cuando se vende online, ya sean productos o servicios, hay que tener la gran desventaja de que los usuarios no pueden oler ni tocar directamente los productos. Por lo tanto, para que tomen una decisión, sólo se puede convencerles a través de las imágenes y las palabras. Se debe intentar persuadir a los potenciales clientes desde la página home del sitio web, hasta en la página de Quiénes somos.

-No olvidar invertir en Publicidad Online: Desde Facebook Ads (anuncios en Facebook) hasta Google Adwords (anuncios en el buscador de Google), lo mejor de la publicidad online es que no se necesita contar con un gran presupuesto y,  se cuenta con la ventaja de poder controlar y medir los resultados de todas las campañas.

Si se siguen todos estos pasos cuando se vaya a trazar la estrategia de Marketing Online, hay que tener por seguro que se irá bien encaminado. Una vez que se haya hecho esto, sólo quedará ponerle ganas, ser constante, continuar formándose en el sector y potenciar los buenos resultados.

¿Por qué Dios permite que sucedan cosas buenas a gente mala?


asaf

Esta pregunta es similar a lo opuesto: “¿Por qué Dios permite que sucedan cosas malas a gente buena?” Ambas preguntas se refieren a lo que parece ser la injusticia desconcertante que nosotros presenciamos todos los días. El Salmo 73 es nuestra respuesta a las mismas preguntas que también afligían al salmista. Encontrándose en terrible sufrimiento y agonía del alma, él escribe, “En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos” (Salmo 73:2-3).

El escritor de este salmo fue un hombre llamado Asaf, un líder de uno de los coros del templo. Obviamente, él no era un hombre rico, sino uno que había dedicado su vida a servir a Dios (ver 1 Crónicas 25). Pero al igual que nosotros, él había experimentado ciertas dificultades y cuestionado la injusticia de todo. Él observó la gente mala a su alrededor viviendo por sus propias reglas, disfrutando de todas las riquezas y los placeres del mundo y acumulando riquezas. Él se queja, “Porque no tienen congojas por su muerte, Pues su vigor está entero. No pasan trabajos como los otros mortales, Ni son azotados como los demás hombres” (Salmo 73:4-5).

Asaf estaba viendo estas personas que no tenían problemas. Ellos podían pagar sus cuentas, tenían bastante para comer y muchos lujos. Pero el pobre de Asaf se quedó estancado dirigiendo el coro y tratando de vivir piadosamente. Y para empeorar las cosas, su elección para servir a Dios parecía que no le ayudaba. ¡Él empezó a envidiar a estas personas e incluso a preguntarle a Dios el por qué Él permitía que sucedieran semejantes cosas!

¿Con qué frecuencia nos sentimos identificados con Asaf? Dedicamos nuestras vidas a servir a Dios, luego, somos testigos de que los malvados, la gente impía a nuestro alrededor, adquiere nuevas posesiones, lujosas viviendas, ascensos y ropa hermosa, mientras nosotros luchamos financieramente. La respuesta está en el resto del salmo. Asaf envidió a estas personas malvadas hasta que él se dio cuenta de algo muy importante. Cuando él entró en el santuario de Dios, comprendió plenamente el destino final de ellos: “Cuando pensé para saber esto, Fue duro trabajo para mí, Hasta que entrando en el santuario de Dios, Comprendí el fin de ellos. Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En asolamientos los harás caer. ¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores. Como sueño del que despierta, Así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia”(Salmo 73:16-20). Aquellos que tienen riquezas temporales en la tierra, son en realidad mendigos espirituales porque no tienen las verdaderas riquezas — la vida eterna.

Hay muchos momentos cuando no entendemos lo que nos está pasando, tampoco comprendemos cómo funciona la providencia. Cuando Asaf entró al santuario de Dios, comenzó a ver que para él no era necesario sentir envidia de la prosperidad de los impíos, porque la prosperidad de ellos es una ilusión. Él empezó a comprender que el antiguo engañador, Satanás, había utilizado las mentiras para distraerlo de la realidad de Dios. Al entrar en el santuario, Asaf se dio cuenta que la prosperidad es una satisfacción fugaz, algo así como un sueño agradable que nos agrada sólo por un poco de tiempo, pero cuando despertamos, nos damos cuenta de que no era real. Asaf se reprende a sí mismo por su propia insensatez. Él admite ser “torpe e ignorante” por envidiar a los impíos, o por sentir celos de los que perecen. Sus pensamientos luego regresaron a su propia felicidad en Dios, cuando se dio cuenta de cuánto gozo, plenitud y verdadera prosperidad espiritual tenía en el Creador.

Quizá no tengamos todo lo que queremos aquí en la tierra, pero un día nosotros prosperaremos por toda la eternidad por medio de Cristo Jesús Señor nuestro. Cada vez que nos sintamos tentados a probar el otro camino, debemos recordar que el otro camino es un callejón sin salida (Mateo 7:13). Sin embargo, el camino estrecho que tenemos ante nosotros a través de Jesús, es el único camino que lleva a la vida eterna. Ese debe ser nuestro gozo y nuestro consuelo. “¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta. Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza…” (Salmo 73:25, 27-28).

Nosotros no necesitamos preocuparnos cuando parece que están sucediendo cosas buenas a personas malas, sólo tenemos que mantener nuestro enfoque en nuestro Creador y entrar en su presencia cada día a través del portal de su Santa Palabra. Allí encontraremos la verdad, el contentamiento, riquezas espirituales y gozo eterno.

Networking sin dolor


0002302282

Todos escuchamos que hay que hacer networking.

Y el networking es algo bueno. Las redes de contactos que vamos formando a lo largo de la vida pasan a ser uno de nuestros activos más valiosos. Todos necesitamos de los demás: inversores, clientes, usuarios, mentores, proveedores, etc.. Qué mejor que recurrir a nuestros propios contactos ?

A los que estamos en el mundo empresarial o profesional, nos llegan invitaciones para eventos de networking todo el tiempo.

La realidad nos muestra que hay gente que naturalmente disfruta ir a uno de estos eventos y hablar con mucha gente, y hay personas (cada vez descubro que somos más) para las que “hacer networking” no es algo natural y sin esfuerzo. Para ellas va este post.

Me refiero a los introvertidos, que sentimos ansiedad cuando queremos hacer networking, nos resulta difícil, nos hace dudar de nosotros mismos decir “el networking no es para mí”.En fin, sensaciones con las que muchos se identificarán.

Yo era una de esas personas y superé estas ansiedades por un tema tanto de crecimiento personal como de conveniencia para mis proyectos. Para lograr esto, leí cuanto artículo encontré. En particular encontré un libro que me cautivó de entrada por el nombre: “Odio el Networking (pero lo necesito)” de Devora Zack. Este título me hablaba a mí. Lo recomiendo.

Hoy puedo decir que he desarrollado técnicas que me resultan efectivas (hasta hay gente que me dice que soy buena hacienda networking!), ya no me cuesta, y lo disfruto! Estas son las técnicas que paso a detallar.

Algunas consideraciones generales:

Qué es el networking?

Es crear relaciones de trabajo productivas de largo plazo, que generan oportunidades. Como en todas las relaciones, esto es algo que se construye.

Qué no debe ser el netwoking?

No es hacer autobombo, ni vender (hay otras instancias para esto), ni hacerme “amigos por conveniencia”. Y el networking no es sólo para extrovertidos, todos podemos lograrlo.

Mis recomendaciones:

ANTES:

Elegir a qué eventos de networking ir, y prepararse con anticipación:

· Averiguar quién va, y si es posible combinar para ir con alguien con quien me sienta bien. Una vez llegado al evento, separarme de esa persona para poder aprovechar a hacer contactos nuevos.

· Tener un objetivo alcanzable y cuantificable. Con alcanzable y cuantificable me refiero a no pretender hablar con el keynote speaker de un evento de 4000 personas, que muy probablemente sea inaccesible para mí. Ejemplos de algo alcanzable son: hablar con tres personas que no conozco, conseguir la tarjeta de dos inversores, presentarle mi proyecto a dos posibles mentores, conseguir un contacto que me presente a X persona que necesito contactar.

· Tener bien ensayado mi “pitch”: qué es lo que hago, qué es lo que busco, qué me interesa, etc. Adecuarlo a las distintas personas que me encuentro, pero pensar qué les puede interesar a ellos.

· Siempre llevar tarjetas.

· Ir vestido de forma adecuada al evento, y siempre de acuerdo a mi personalidad. No tratar de parecer alguien que no soy.

o DURANTE

· “Salir de mi cabeza”: no concentrarme en lo que yo quiero conseguir, sino concentrarme en “en qué le voy a ser útil a otra persona” (todos tenemos algo para dar). Ir con mentalidad de “a quién voy a ayudar hoy”

· Algunos tips concretos para entrar en un salón lleno de gente conversando de a grupitos: ir a la mesa del café o a la barra: esto me da temas de conversación, y agarrar una taza o un vaso me hace ir “agarrada de algo”. Buscar a otras personas que estén como yo: nerviosas y buscando con quién hablar (seguro que no soy la única en esta situación). Si me voy a sumar a un grupito, elegir los de 3 o más personas. Si hay 2 personas hablando hay una alta probabilidad de que estén hablando de algo que les interesa en forma particular y que no sea oportuna mi llegada. Si son 3 personas o más, esto es más improbable.

· Nunca acaparar a alguien, hablando sin parar.

· Siempre escuchar más de lo que se habla, y que sea una escucha empática: percibir el lenguaje corporal de la otra persona. Por ejemplo si se pasa mirando para otro lado, es que se está aburriendo. Recordar que esto no es personal, puede ser que nuestro proyecto no le interese en ese momento.

· En general empezar con alguna pregunta o algo que haga sentir a las otras personas que nos interesan.

· Pedir consejos, o feedback. Recordar que a la gente le gusta ayudar.

· Usar el sentido común y la buena educación: si estoy hablando con alguien, y justo veo que entra otra persona “más importante”, no cortar la conversación ni quedarse mirando a esa persona que entró. En todo caso decirle a la primera persona: “me muero por hablar con esta persona que acaba de entrar, me acompañás a contactarlo?”

· Hacer pausas para recargar. No hay que estar TODO el tiempo hablando con gente. La energía se va consumiendo. Está muy bueno hacer pausas, irse a un lugar tranquilo, y recargar las energías en la medida de lo necesario.

o DESPUÉS

· Dar seguimiento: un mail posterior diciendo que fue un gusto conocer a esa persona, mandar información que le sea relevante a la persona.

· Ser agradecido: si alguien me ayuda o me hace algún buen contacto, no olvidar agradecer en forma pública (redes sociales) o privada.

Conclusión

Recordar que ser introvertido no es algo “de lo que hay que curarse”. Tenemos que aceptar nuestras características y usarlas en nuestro provecho, incluso en el networking. Para eso podemos aprovechar lo que hacemos bien los introvertidos: escuchar mucho y relacionarnos con poca gente pero en forma profunda.

Y para finalizar: recordar que hacer networking no es “hacerse amigos por conveniencia”. Es un ejercicio de dar y recibir, y ojalá sentar las bases para relaciones productivas a largo plazo.

Resumiendo: todos necesitamos a los demás, y todos tenemos algo para dar. Estas cosas no se consiguen quedandonos aislados en nuestra zona de confort.

Por Sylvia Chebi  directora de Thales Lab

A %d blogueros les gusta esto: