Archivo de la categoría: Emprendedores

Empresarios que desaprueban el “Home Office” pierden más dinero de lo que creen


Hasta hace unos años esto era visto como algo impensable y de gran riesgo para la estabilidad de las empresas; sin embrago, en la actualidad está comprobado que el modelo de trabajo remoto o “Home Office” aumenta productividad y satisfacción de los empleados por su flexibilidad y dinamismo. 

Ciudad de México.- Llegar temprano a la oficina, pasar más tiempo de tu hora laboral indicada, comer en tu lugar o cumplir al pie de la letra con el reglamento de la oficina; son indicadores que los dueños de las empresas solían considerar para valorar a sus empleados como altamente productivos. Sin embargo, con los cambios alcanzados por las nuevas tecnologías, las condiciones urbanas de las grandes ciudades y las exigencias de las generaciones más recientes por tener un mayor equilibrio entre su vida laboral y personal, el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de los empleados.

Conocido también como Home Officeahora los profesionistas pueden cubrir un horario de trabajo sin perder una o dos horas de traslados, se ahorran combustible y recursos, además de que estudios científicos demuestran que contrario a lo que se pensaba, este ambiente fomenta la productividad.

Así, el profesor de economía de la Universidad de Stanford, Nick Bloom, realizó un estudio para medir el rendimiento de los miembros de la empresa CTrip.com, con sede en Shanghái, y comprobó que el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de los empleados.

De acuerdo a Bloom, las personas que “trabajaron desde sus casas fueron más productivos, contestaron más llamadas, trabajaron más horas, se tomaron descansos más breves y recurrieron a menos permisos por enfermedad”.

En México, más allá de la idea generalizada de que un empleado que labora desde su casa se la pasa sentando viendo la televisión sin atender sus responsabilidades, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) demostró lo contrario.

Según este organismo empresarial, “el trabajo desde casa o distancia en empresas y compañías con operaciones en la Ciudad de México, incrementa 28% su productividad” y además, colabora a reducir los niveles de contaminación y “elimina los tiempos de traslado, que alcanzan hasta 5 horas” diarias.

Esto genera un mayor nivel de satisfacción en los empleados, que de manera inmediata se ve reflejado en su capacidad para realizar sus actividades en tiempos más cortos e incluso, fomenta la permanencia en las organizaciones.

La encuesta Workplace Flexibility, realizada por Great Place to Work, concluye que “entre otros beneficios se encuentra mayor motivación, satisfacción en el trabajo y compromiso organizacional, a la vez que disminuye el ausentismo en el trabajo”.

Y a pesar de que el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de empleados, todavía quedan ciertos prejuicios en algunos líderes empresariales con respecto a permitir a sus empleados formatos laborales flexibles.

Para romper con estas limitantes, Maite Ramos Gómez, presidenta de la Comisión de Movilidad de Coparmex, afirma que los empresarios deben “quitarse el miedo de tener al empleado laborando de lugares remotos; estableciendo las reglas y expectativas desde el principio” y manteniendo comunicación remota con las diversas plataformas digitales existentes.

[huge_it_forms id=”2″]

Empresarios que desaprueban el “Home Office” pierden más dinero de lo que creen


Hasta hace unos años esto era visto como algo impensable y de gran riesgo para la estabilidad de las empresas; sin embrago, en la actualidad está comprobado que el modelo de trabajo remoto o “Home Office” aumenta productividad y satisfacción de los empleados por su flexibilidad y dinamismo. 

Ciudad de México.- Llegar temprano a la oficina, pasar más tiempo de tu hora laboral indicada, comer en tu lugar o cumplir al pie de la letra con el reglamento de la oficina; son indicadores que los dueños de las empresas solían considerar para valorar a sus empleados como altamente productivos. Sin embargo, con los cambios alcanzados por las nuevas tecnologías, las condiciones urbanas de las grandes ciudades y las exigencias de las generaciones más recientes por tener un mayor equilibrio entre su vida laboral y personal, el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de los empleados.

Conocido también como Home Officeahora los profesionistas pueden cubrir un horario de trabajo sin perder una o dos horas de traslados, se ahorran combustible y recursos, además de que estudios científicos demuestran que contrario a lo que se pensaba, este ambiente fomenta la productividad.

Así, el profesor de economía de la Universidad de Stanford, Nick Bloom, realizó un estudio para medir el rendimiento de los miembros de la empresa CTrip.com, con sede en Shanghái, y comprobó que el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de los empleados.

De acuerdo a Bloom, las personas que “trabajaron desde sus casas fueron más productivos, contestaron más llamadas, trabajaron más horas, se tomaron descansos más breves y recurrieron a menos permisos por enfermedad”.

En México, más allá de la idea generalizada de que un empleado que labora desde su casa se la pasa sentando viendo la televisión sin atender sus responsabilidades, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) demostró lo contrario.

Según este organismo empresarial, “el trabajo desde casa o distancia en empresas y compañías con operaciones en la Ciudad de México, incrementa 28% su productividad” y además, colabora a reducir los niveles de contaminación y “elimina los tiempos de traslado, que alcanzan hasta 5 horas” diarias.

Esto genera un mayor nivel de satisfacción en los empleados, que de manera inmediata se ve reflejado en su capacidad para realizar sus actividades en tiempos más cortos e incluso, fomenta la permanencia en las organizaciones.

La encuesta Workplace Flexibility, realizada por Great Place to Work, concluye que “entre otros beneficios se encuentra mayor motivación, satisfacción en el trabajo y compromiso organizacional, a la vez que disminuye el ausentismo en el trabajo”.

Y a pesar de que el modelo de trabajo remoto aumenta productividad y satisfacción de empleados, todavía quedan ciertos prejuicios en algunos líderes empresariales con respecto a permitir a sus empleados formatos laborales flexibles.

Para romper con estas limitantes, Maite Ramos Gómez, presidenta de la Comisión de Movilidad de Coparmex, afirma que los empresarios deben “quitarse el miedo de tener al empleado laborando de lugares remotos; estableciendo las reglas y expectativas desde el principio” y manteniendo comunicación remota con las diversas plataformas digitales existentes.

Cómo ganar dinero desde la playa o mientras duermes


Consejos básicos del experto y consultor en estrategias digitales Franck Scipion para vivir sin horarios y sin jefes. 

Hoy en día hay una pequeña “revolución” en el mercado laboral.

Y de gran parte de esta revolución, más allá de la crisis, es responsable el libro La semana laboral de 4 horas de Tim Ferriss. Tras la publicación del libro, parecía que montar un negocio, generar ingresos y dejarlo funcionando mientras dabas la vuelta al mundo era cosa de niños.

Pero ganar dinero sin estar delante de tu negocio o cambiarlo por tu tiempo no es fácil. Supone la creación de un negocio rentable con el que atraes a una audiencia fiel mediante un sistema que no necesita ser gestionado por ti 10 horas al día.

Y todo eso no se cuenta en el libro de Tim Ferriss y otros del estilo. Automatizar un negocio hasta el punto de no estar pendiente 24 horas tiene un trabajo impresionante por delante que pocas personas alcanzan.

De verdad, no es fácil y muy poca gente llega hasta ahí. Pero eso no significa que sea imposible. En mis siete años de experiencia con más de 2.000 clientes he visto a pocos conseguirlo, pero un gran porcentaje de ellos lo logran por estos motivos:

1. Tienen un negocio sin localización

Han montado un negocio 100% online con el que pueden trabajar desde cualquier sitio del mundo. Venden principalmente formación a través de la web y servicios que pueden prestar con su portátil.

Y, aunque no lo creas, no importa la temática o nicho. No conozco casi ningún sector que no sea capaz de generar un negocio online, salvo contadas excepciones.

He tenido clientes que han obtenido éxito montando una escuela virtual de matemáticas, otros como consultores de viajes, que prestan servicios relacionados con el feng shui o algunos que directamente son de los sectores más comunes del marketing (copywriting, posicionamiento, redes sociales, …).

Y estos servicios los prestan desde India, Bali, el sofá de su casa en Madrid o Francia, que es donde estoy yo. La localización nunca es un problema gracias a la tecnología.

2. Han creado un sistema con equipo de trabajo:

Su negocio está documentado, procesado y gestionado por otras personas además de él. Dispone de un equipo en el que delega el 80% de las tareas para centrarse tan solo en un 20% y tener tiempo para él.

Evidentemente esto no es así desde el primer día. Lo importante es que aquellos que quieren vivir sin estar 24 horas al frente de su negocio saben que, poco a poco, deben ir delegando tareas.

Quizás primero deleguen la parte de la contabilidad, después contraten a un asistente virtual y posteriormente a otros colaboradores como redactores, programadores o diseñadores, etcétera. Sin equipo no hay negocio, y conseguir vivir de esto sin ser un esclavo trabajando en solitario es casi imposible.

Esto no quiere decir que no se pueda gestionar un negocio solo, ni mucho menos. Pero si deseas cambiar el mundo, vivir sin estar pegado a la pantalla y llevar tu mensaje al mayor número de personas es imposible hacerlo en solitario.

3. Saben que no todo es de color de rosa

Aunque tengan un negocio online sin horarios y sin jefes, cuando es necesario se encierran a crear nuevos productos o servicios durante meses. Saben que vale la pena pagar el precio unos meses a cambio de otros tantos de libertad.

Por ejemplo, en mi caso he pasado dos o tres semanas trabajando más de 12 horas al día para sacar adelante algunos de mis cursos. Sé que es el precio que tengo que pagar para disfrutar con mis hijas y mi familia gran parte del resto del año ocupándome mucho menos.

Lo importante es que, trabajando con formación online, lo que haces sirve para mucho tiempo. Si creas un curso, este se vende durante al menos uno o dos años sin problema. Luego se actualiza y mejora, pero la base está ahí.

Si alguien quiere vivir trabajando desde cualquier parte del mundo, ser un emprendedor knowmada que vende su conocimiento sin ataduras físicas y con altas dosis de innovación.) y construir su propio ocupación, esas son las principales claves que, a mi juicio, debe tener en cuenta.

Siempre te contarán la parte más bonita, pero el lado oscuro también está ahí. De hecho estoy seguro de que el 99% de los emprendedores knowmadas que conozco trabajan más que si aceptaran un trabajo de nueve a tres en cualquier empresa.

La ventaja es que, al trabajar de algo que aman, no consideran que lo que hacen sea un trabajo en sí. Disfrutan con ello, acaban mezclando en muchas ocasiones lo personal con lo laboral e incluso cada minuto que pasan formándose. Porque aprender no es una obligación, sino un hobby.

Y esa es probablemente la “clave oculta” que define a todos los que consiguen vivir con este modelo de negocio: aman lo que hacen, lo hacen casi desinteresadamente el 90% del tiempo y lo transmiten a través de su plataforma.

Franck Scipion es ingeniero, MBA y creador del blog Lifestyle al Cuadrado. Es consultor y asesora a emprendedores digitales. Comparte estrategias, tácticas y herramientas digutales probadas para construir una vida knowmada más libre que orbita alrededor de un gran blog.

A %d blogueros les gusta esto: